Google+

“Don Mufa”… uno de los artífices del triunfo de “Patria Joven” en la Región Lima.



Mientras que otros líderes se echaron a La Familia, El Dragón se la jugó por el “torito”…

“Gallo viejo, mata con las alas”, reza un adagio que cae a pelo a don Miguel Ángel Mufarech, luego de haber sido partícipe del triunfo de Javier Alvarado Gonzales del Valle sobre Nelson Chui, en la segunda vuelta electoral del pasado cinco de diciembre.

“Don Mufa”, líder del movimiento regional PADIN, se la jugó por “los toritos”. Apostó “sin desinterés” por Javier Alvarado porque no quería verlo “ni en pintura” a Nelson Chui. Ordenó a su gente a trabajar como un soldado.

Se enfrentó con valentía a Cristhian Chui, hijo del presidente saliente, denunciando los “negociados” que hacía en el estamento público, en complicidad con los gerentes timoratos y el consentimiento de su progenitor.

La llegada a Cañete del otrora presidente regional, fue el acabose, pero oportuna. Removió el gallinero, la noticia se centró en su persona, el “FINVER de Alvarado y Espinoza” y otras noticias pasaron a un segundo plano.

Fue el escudero del hoy electo presidente regional. “Don Mufa” estaba decidido a todo. En las audiciones de radio, el blanco de sus críticas fueron Nelson Chui y su entorno, sin encontrar respuesta a sus achaques.

De su “florido verbo”, no se salvó, ni su ahijado de matrimonio: Rubén Auqui Cáceres, quien fue uno de los más duros críticos de Javier Alvarado, siempre en su trinchera de combate “Democracia en Radio”.

“Don Mufa”, insinuó que “seguramente fue aceitado por Chui”, agarrándose en un duelo verbal para, finalmente, llegar a la conclusión que su espacio se caracterizaba por hacer los “destapes… sea cual fuere el denunciado”.
En la recta final de la campaña, recibió “los palos más duros”, de un sector de la prensa, trayéndole a la memoria algunos escándalos propias de su gestón y difundiendo los ya conocidos audios.

Quedará en el recuerdo, la posición de la regidora provincial Karem Meléndez y su ex candidata a consejera, Andrea Yactayo, por no alinearse con Patria Joven y generar la ira de “Don Mufa”.

Posiciones antagónicas por doquier hasta en la misma prensa. Una batalla verbal… feroz, matizados con sus condimentos, pero que no amilanaron al “zorro viejo” de la política peruana.

Líderes de la región también recibieron su merecido en las urnas
Mientras “Don Mufa”, nadaba contra la corriente e invocaba al electorado a no “votar por el continuismo”, en la otra orilla, los líderes de la región, optaban el camino fácil, cayendo – seguramente- en las prebendas de Nelson Chui.

Posaron para la posteridad con el candidato perdedor: Pedro Minaya (Unidad Nacional), Gonzalo Aguirre (Solidaridad Nacional), Gerardo Castro (APRA), Vicente Sánchez (Confianza Perú), Ricardo Chavarría (Fuerza Regional), Eloy Ramos (SUTE – Cañete) y otros que también fueron castigados en las urnas el cinco de diciembre.

La habilidad de Andrés Tello, primó al señalar que no votaría por Nelson Chui, menos viciaría su voto, quedando la única opción de adherirse al “torito”, ratificando su posición en la noche del triunfo a donde llegó.

Pero, el más feliz y contento es Miguel Ángel Mufarech quien ahora, en su condición de ciudadano, amenaza con “escarbar” y “perseguir” a la gestión saliente para saldar cuentas en la justicia.

L a fiesta electoral, llegó a su fin. Ahora, hay un virtual ganador: Javier Alvarado Gonzales del Valle, por decisión mayoritaria del soberano que le encarga la administración de la región Lima para “un destino mejor”.

Wilfredo Cayllahua

Advertisement